Los abuelos: legado de cariño y seguridad en la vida de los nietos

Su papel esencial es transmitir su experiencia a través de los años, y ésta enriquece a las nuevas generaciones que empiezan a vivir lo que los abuelos probaron —y comprobaron— mucho tiempo atrás.

Abuelos felices y útiles

El rol de los abuelos en la vida de los nietos ha ido modificándose a medida en que aumenta la esperanza de vida y la calidad de la misma, así como cambia el reparto de roles y tareas entre los miembros de la familia. Los abuelos son muy buenos consentidores, se encargan de dar cariño y buenos consejos a los nietos. Cada vez más, tanto el papá como la mamá trabajan, entonces a veces se encargan de los nietos. Siempre están al pendiente de ellos, fungen como conciliadores ante problemas entre padres e hijos y esto permite que algunas situaciones puedan ser solucionadas.

Abuelos y la tecnología

En este mundo, donde a veces todo gira en torno a la tecnología, los abuelos son importantes para enseñar a los nietos ciertos juegos, a los cuales ya no se tiene acceso y que son necesarios, pues les facilitan desarrollar habilidades sociales, coordinación motriz tanto fina como gruesa. Los nietos pueden aprender a relacionarse con personas que no son de su edad y con características diferentes, lo cual es beneficioso para un pequeño, pues le abre el panorama.

Los abuelos heredan valores y tradiciones

Generalmente, muchas familias se reúnen en la casa de los abuelos, eso es importante porque el niño empieza a experimentar el valor de la familia. Por otro lado, esto ayuda a que se aprenda la importancia de la buena comunicación, el compartir momentos, obtener experiencia y conocer a los otros integrantes de la familia. Todas estas acciones permiten a los niños adquirir valores que luego tendrán que poner en práctica en su vida cotidiana.

Ejemplos de vida

Los abuelos se convierten en un ejemplo de vida para los nietos, por eso es muy importante que cuiden su salud, que hagan ejercicio y que la actitud que tengan ante la vida sea positiva para que vean que vale la pena llegar a esa edad. Es de vital importancia ayudarles a comprender que cada etapa de la vida tiene su enriquecimiento y que hay que vivir con dedicación, entrega, entusiasmo y siempre con gesto amable para que sea esto lo que aprendan.

Los abuelos son insustituibles, nadie puede desempeñar el rol que tienen y son una pieza fundamental en el rompecabezas de los nietos. Mientras más cercanos permanezcan, sin importar si son abuelos maternos, paternos o de cariño, el legado que dejen será para toda la vida. Como figuras tradicionales de la vida de los niños, los abuelos suelen ser vistos como los cuidadores sólidos y dedicados en la unidad familiar.

Por ello, el papel que juegan los abuelos es decisivo en momentos de adversidad familiar y aparecen para ayudar a toda la familia a poder sobrellevar una crisis. Esa cercanía emocional tiene efectos positivos a largo plazo sobre la vida de los niños, incluido el valor de poder recibir y a la vez dar cuidado a otra persona.

Todas estas observaciones nos llevan a comprender que, cuando hablamos de integridad familiar y salud emocional de los niños, es necesario considerar que toda familia debe pensarse constituida también por los abuelos. Un abuelo no puede reemplazar las funciones maternas ni paternas, pero sin lugar a dudas es un pilar fundamental para el bienestar de una familia integral.

Los abuelos, legado de cariño y seguridad en la vida de los nietos
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en nuestra pagina de facebook

¿Ya viste estas noticias?